SZ 44h: Operación Éxodo

05 de may 12:49
Sz44h palenzuela

Lluvia... ¡Que bendición! Con la falta que nos hacía, hemos recogido unas cuantas garrafas, pero necesitamos más, tenemos pastillas potabilizadoras de sobra, así que podremos beber de momento sin problemas, ¡y asearnos! la falta de agua corriente se nota, las toallitas húmedas que encontramos en el último saqueo no ayudan lo suficiente y dentro del túnel huele como se solía decir a humanidad. ¡Ja! humanidad, palabra en peligro de extinción.

El túnel es un buen refugio,nos hemos dado cuenta que mantiene mas o menos la misma temperatura todo el dia, ya que por la noche en el exterior aún hace frio y dentro no notamos la bajada, cuesta adaptarse al principio a la oscuridad, no nos gusta a ninguno pero no tenemos más pilas para las linternas y no queremos usarlas demasiado, llevamos días aquí y aún no lo hemos explorado entero, hemos estado muy ocupados organizándonos, montando trampas sonoras con cuerda y latas llenas de piedrecitas, muy rústico pero efectivo y con los medios que tenemos de momento no podemos hacer más. Intentamos hacer una incursión en el túnel pero nos llevamos un buen susto, creímos ver algo que nos hizo retroceder y reforzar el perímetro establecido, no podemos arriesgarnos, somos muy pocos y creemos que es mejor esperar a encontrar más personas para peinar todo el terreno, y la extensión del túnel que no sabemos si será mucha o si necesitaremos asegurar zonas, de momento no hemos tenído ninguna amenaza real aquí dentro pero el estrés de no saber bien que nos espera fuera, y la falta de sueño hace mella en todos. Hemos programado guardias cortas para descansar más a menudo y las harémos de dos en dos.

En unos días haremos la primera expedición a los edificios del recinto, no nos queda más remedio que empezar a salir, no nos quedan muchos víveres y después de todo no estamos dispuesto a morir de hambre. No tenemos armas y no sabemos lo que nos espera, sabemos que hay zombies por que por la noche en la oscuridad y silencio del túnel oímos sus pasos torpes y gruñidos a través de los conductos de ventilación, pero en las guardias de exterior de momento no hemos visto ninguno cerca, esperamos que siga esa suerte con nosotros, y que pronto encontremos supervivientes, así todo sería mucho más fácil.

Túneles SZ 44 HORAS Palencia